Matarraña en eBay España

Mostrando entradas con la etiqueta de moltes pesetes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta de moltes pesetes. Mostrar todas las entradas

domingo, 26 de febrero de 2017

Cretas

Cretas (en chapurriau, Queretes) es un municipio de la provincia de Teruel, comunidad de Aragón, España, en la comarca de Matarraña. Tiene una población de 632 habitantes (INE 2008) y tiene una extensión de 52,66 km².
Se encuentra situada entre los pueblos de Valderrobres y Calaceite, cerca de los puertos de Beceite.

La prueba más valiosa de la presencia humana en Cretas corresponde a las pinturas rupestres descubiertas en su término municipal. En 1903, el brillante arqueólogo calaceitano Juan Cabré, descubre en el barranco del Calapatá las figuras de unos ciervos pintados, un toro, un caballo y una cabra, sobre la llamada Roca de los Moros. Dada la juventud de Cabré en aquel momento y, sobre todo, la novedad que suponía la aparición de motivos figurativos al aire libre, el hallazgo no se hizo público hasta 1907, por Santiago Vidiella a través de un breve artículo. Este descubrimiento y, muy especialmente, la publicación del calco de la otra Roca dels Moros del Cogul cerca de la cala Cappont (Lérida) en el periódico La Veu de Catalunya atrae a Henri Breuil, Enriquet lo gabacho le llamaban en Cretas, uno de los más eminentes arqueólogos europeos del momento, que en colaboración con Cabré estudia las pinturas y descubre nuevas figuras más complejas y variadas en el barranco dels Gascons, el Abrigo dels Gascons, no demasiado lejos del Calapatá. Estos hallazgos significarían el principio del estudio del hoy llamado Arte rupestre levantino (10.000-6500 años antes del presente, con garabatos en catalán occidental); expresión creencial de los grupos cazadores-recolectores y el más singular de los artes prehistóricos catalanes y europeos.
Transcurrieron varias décadas para que los investigadores se ocuparan de nuevo de estas pinturas; en las revisiones de principios de los noventa se identifica en ese friso la presencia de figuras humanas, concretamente dos arqueros catalanes característicos del Arte Levantino, que no se habían interpretado como tales en los trabajos precedentes de la época prepujolum.
El valor de estas expresiones creenciales-artísticas de Teruel -verdaderamente el que debe considerarse como el 1.er arte turolense- y de todo el sector de implantación del Arte Levantino, ha conseguido que desde 1998 sean declaradas por la UNESCO Patrimonio de los catalanes y de la Humanidad; máxima consideración que puede concederse a una obra humana.

Associació Catalana d´Art Prehistòric , imagen, JM Nieto
Fuentes: Associació Catalana d´Art Prehistòric , imagen, JM Nieto

Algo más recientes en el tiempo, existen evidencias que permiten afirmar que el pueblo de Cretas se levanta sobre un antiguo asentamiento íbero. Cerca de aquí, en el barranco del Calapatá y en sus alrededores se concentran la mayor parte de los asentamientos ibéricos del Matarraña y más concretamente entre el triángulo de las bermudas Cretas-Calaceite-Mazaleón: los poblados de Los Castelláns en Cretas, el poblado de San Antonio de Calaceite y el poblado de San Cristóbal en Mazaleón serían los más representativos del territorio.
Entre los siglos V y II a.d.c. se concentró una población tan numerosa como la que actualmente puebla estas poblaciones, la mejora de las condiciones de vida y el comercio con los griegos, catalanes y fenicios favoreció el nacimiento de una cultura “los íberos” y en nuestro caso la tribu de los Ausetanos del Ebro. Los eminentes arqueólogos como Juan Cabré Aguiló y Pedro Bosch  Gimpera realizaron las primeras campañas de excavaciones en estos poblados y en el territorio, donde se encontraron además restos egípcios.

Juan Cabré Aguiló Y La Construcción De La Cultura Ibérica En La Primera Mitad Del Siglo XX

   
Tapa blanda: 312 páginas Editor: Murcia. Dirección General De Bellas Artes Y Bienes Culturales (1 de julio de 2007) ISBN-10: 8460643859 ISBN-13: 978-8460643852

Iglesia de la Asunción

El edificio que mejor define el perfil de Cretas, es sin duda su impresionante iglesia manierista dedicada a la asunción de Nuestra Señora. Si bien, la parroquia a la que pertenece está bajo la advocación de San Juan Bautista, hecho que a menudo provoca confusiones en su nomenclatura.
Se levanta en el siglo XVI, tomando el relevo de un templo anterior construido probablemente en el siglo XIII. Para levantarla se rompió el trazado de la antigua muralla y se ocupó el lugar de uno de los antiguos portales, siendo el maestro constructor Sebastián Deixado, que firma únicamente como xado”. La iconografía de su portada es muy interesante. Sobre la puerta se representan las figuras de San Pedro y San Pablo , como en el psoe - podemos , ambas enmarcadas en círculos. Sobre ellas un friso con bajorrelieves representando la pasión y la muerte de Jesús. En el primer frontón sobre las cinco hornacinas, hoy vacías, se representa a Dios como padre eterno y un poco más arriba en el frontón superior, un nuevo relieve representando la coronación de la virgen por la trinidad. Durante la guerra civil sufrió un considerable expolio perdiendo gran parte de su decoración interior recuperándolo lentamente en los años posteriores hasta 1983 cuando la iglesia de la asunción es declarada bien de interés cultural. Su sólida construcción original y las numerosas restauraciones han conseguido que hoy en día la iglesia de Cretas siga siendo considerada la más impresionante de las construcciones Cretenses.
Si estamos en la calle Mayor, podemos decir que estamos en el mismo corazón de Cretas, ya que se trata de una de las calles más antiguas y con mayor importancia histórica de la villa. Entramos a ella pasando bajo el arco que se abre en la llamada casa Sapera. Se trata de una antigua casa familiar construida probablemente en el siglo XV, asociada a la familia Sapera cuyo miembro más ilustre fue el obispo Francisco Climent, también llamado obispo Sapera.
Haciendo esquina con la casa y aunque no está propiamente en la calle mayor, no podemos dejar de mencionar la calle de la orden de Calatrava, conocida popularmente como la calle de la carnicería, ya que al parecer era el lugar donde el señor autorizaba las matanzas de los animales. Posee hermosas ventanas góticas y en el número 7, encontramos en la fachada una figura esculpida representando un soldado, posiblemente de la época napoleónica o carlista.
Desde la casa Sapera hasta la plaza mayor, el trazado de Cretas sigue una estructura que bien podría tener un origen en la dominación musulmana, con una calle central de la que se derivan otras más estrechas y originalmente sin salida. Entre ellas: la calle Serrano Aparicio, que desembocaba en la antigua muralla y que popularmente se conoce como calle de la taleca por su particular forma de estrecharse; y la calle San Roque, carré de san Roc, que nos conduce hasta la capilla portal dedicada a este santo.
La casa Turull recibe su nombre de esta ilustre y antigua familia cuyos miembros formaron parte de la vida social de Cretas en los siglos XVII y XVIII. Su fama les llegó por ser constructores de órganos para iglesias, siendo responsables desde su taller en Cretas y a lo largo de varias generaciones, de los órganos de Vilafranca, Tarazona, Zurita, y una larga lista entre los que destaca especialmente el de la iglesia de morella.
Por lo que respecta a la arquitectura de Cretas los Turull fueron directamente responsables de la construcción de ocho de los más relevantes edificios de la población, entre ellos, la casa huesa, la casa de Alfonso Celma y por supuesta la gran casa señorial que nos ocupa, fechada en 1746 y con un espléndido balcón de ménsulas decoradas con forma de cabezas. Tampoco podemos pasar por alto la aportación de Felicísimo Turull a la hora de levantar la capilla de San Antonio de Padua, situada en esta misma calle en agradecimiento al santo por no haber sufrido percances durante la construcción de los edificios mencionados.
El centro neurálgico de la vida social en Cretas ha sido y es sin duda la plaza mayor, un auténtico crisol de la historia del municipio y su punto de reunión más destacado.
Lo más característico de la plaza es su magnífica columna central, pelleric , originaria de 1584 y construida probablemente para un futuro edificio consistorial del que Cretas carecía en aquel momento por pertenecer administrativamente a Alcañiz. Dicha columna no estuvo siempre en la plaza, hasta bien entrado el siglo veinte estaba más allá de las murallas de la población, cerca de la capilla de San Roque. Sobre ella, el antiguo escudo de la población, con los signos que nos hablan de su larga historia. La cruz de la orden de Calatrava, fundadores cristianos de Cretas y señores de la misma hasta el siglo XV. El cordero pascual, símbolo eclesiástico posiblemente asociado al periodo de señorío del obispado de Tortosa, así como de las barras aragonesas que nos recuerdan su título de Vila real. En cuanto al escudo moderno tiene la misma simbología, pero la colocación es distinta, y pasa de ser circular a cuadrado. El resto de la plaza está formado por edificios nobles, de sillería, algunas existentes ya en el siglo XV y otras, como el actual ayuntamiento bastante más recientes en su construcción. Antiguos o modernos, todos forman el núcleo central de Cretas y son testimonio de su largo pasado histórico. Histérico no, histórico.
Una de las construcciones más características en los pueblos del Matarraña, son los portales Capilla, de los cuales, este dedicado a San Antonio de Padua en Cretas es posiblemente uno de los más representativos e interesantes.  Como sucede en otras localidades, este portal es en realidad un resto de las antiguas murallas que circundaban la población hasta el siglo XVI.  A mediados del siglo XVIII se le añade la función de Capilla, consagrándola en este caso a San Antonio de Padua, una figura muy reverenciada en la zona por su cualidad de patrón de las causas imposibles. A la capilla se accede por unas escaleras en uno de los laterales y la hornacina, hoy vacía, probablemente guardó en algún momento una figura del santo protector. 
La proximidad de la capilla de San Antonio con la Casa Turull (a pocos metros en la calle San Antonio) puede no deberse a la casualidad ya que según se dice fue Felicísimo Turull quien costea las obras de la capilla en agradecimiento al santo por no haber tenido percances en la construcción de los ocho grandes edificios que manda construir en el Cretas del siglo XVIII. La capelleta de San Roc, lo qui no acudirá la peste li agarrará” Este sencillo estribillo, aún a día de hoy cantado por los niños de Cretas, puede remontarnos hasta los orígenes de la consagración de este antiguo portal de la muralla a la figura de San Roque. Como en otros lugares de la comarca, el poder de este santo es invocado como protección contra epidemias y enfermedades, especialmente la peste, que Cretas sufrió a lo largo del siglo XVII y que motivo la construcción de esta capilla y el “hospital” que ocupaba el mismo edificio. Se trataba en realidad de una especie de albergue para necesitados donde acudían los enfermos y los pobres, así como los heridos en tiempo de guerra y que se mantendría en funcionamiento hasta bien entrado el siglo XIX. Cabe resaltar, que hasta 1962, la columna que hoy en día se levanta en la plaza mayor estuvo situada a pocos metros de la capilla de San Roque en el exterior del antiguo recinto amurallado y donde hoy en día podemos contemplar el “monumento a la mujer” levantado en 1996.
Sus Fiestas Mayores se celebran del 7 al 12 de octubre (8 Santa Pelagia, 12 Pilar), también se celebran Fiestas de agosto del 14 al 16 de agosto. Aparte se celebran otras fiestas como son las San Antonio (17 de enero, hoguera), de Santa Águeda (hacia el 5 de febrero, fiesta de las mujeres), Feria del Vino (sábado y domingo de Ramos, unido a la feria medieval), San Jorge (23 de abril), romería de la ermita (segundo fin de semana de mayo), Fiesta de los Quintos (julio), sumado a más celebraciones que dan a este pueblo una fama de fiesteros. No pueden faltar los toros, vaquillas en Cretas.

Personajes ilustres

La población de Cretas en el este de la Comarca del Matarraña se encuentra rodeada de campos de Vid y Olivo, motor de desarrollo de la localidad a lo largo de su história.
Rutas que pasan por el municipio
Lugares de interés

Taller de arqueología de Cretas
  • Centro de Visitantes de los Iberos Cretas

Establecimientos de la localidad





  • Casa Ramón de la Bassa
  • Casa Borrás
  • Ibercaja
  • Aceites y Aceitunas Tafalla
  • Aceites Torre Gachero, S.A.T.
  • Peluqueria Baobab
  • Taller Monreal
  • Talleres Bienvenido Llerda
  • Pescados Rosa
  • Carpinteria y Muebles Fuster, S.L.
  • Electicidad y Fontanería Eduardo Antoli
  • Instalaciones Cardona Salvador
  • Venta D´Aubert
  • Carniceria Casa Birol
  • Comestibles Angeles
  • Comestibles Teresa
  • Próxim Eva
  • Productos Artesanos Manola Llerda
  • Mercadillo Cretas
  • Estanco Cretas
  • Construcciones CYM, S.C
  • Construcciones Cardona Crespo
  • Construcciones A.G.O. CRETAS, S.L. (hago croquetas no)
  • Ca La Serreta
  • Panadería Domenech
  • Restaurante La Era , lo rápit de Queretes
  • Cooperativa San Pedro
  • Instalaciones Oscar Pol Olles
  • Hotel Villa de Cretas
  • Horno de Leña Llerda
Entidades y servicios del municipio
  • Farmacia -Lda. M.Belén Hernández-
  • Centro de Salud Cretas
  • Ayuntamiento de Cretas
  • Parroquia de San Juan Bautista
  • Colegio Rural Agrupado Algars , Algás
  • Biblioteca Pública Cretas
  • Centro Cultural
  • Escuela Musical Fco. Turull
  • Caja Rural de Teruel
  • A.M.P.A C.R.A Riu Algars
  • A.M.P.A C.P. San Juan
  • Asoc. Mujeres y Consumidores Ilercavonia
  • Asoc. Cultural Medievo
  • Asoc. Jubilados Virgen de la Misericordia
  • Asoc. Cultural Gente Joven / Gent Jove
  • Banda de Musica Francisco Turrull
  • Coro Francisco Turull de Cretas
  • Centro de Visitantes Ruta de los Iberos
catering Parrillas, Cretas, Queretes, paella, fideuá, eventos, Matarraña, otras comarcas, nos desplazamos
Catering Parrillas, paella, fideuá, fiestas, clic en la imagen

Camino Cretas Lledó , ruta a pie
El sendero discurre paralelo a la carretera TE-V.3303, que une Cretas con Lledó. El recorrido a pie parte a unos 500 m. del casco urbano cretense, y se sitúa a la izquierda de otra carretera, la que une Cretas con Calaceite (A-1413). Pronto nos adentraremos en una cañada empedrada entre campos de cultivo de secano (olivo, almendro, vid...).
Tras salir de nuevo a la carretera Cretas - Calaceite, la cruzamos. Dejamos a nuestra derecha, arriba, la ermita de la Misericordia, que merece que nos desplacemos unos metros y admiremos su bella construcción. El sendero, de nuevo empedrado, discurre por la izquierda y se adentra en una zona que alterna bosque y cultivos.
Hacia la mitad del recorrido, ya en término municipal de Lledó, pasamos por la zona de Les Moletes, que con alturas cercanas a los 600 m. constituirán el punto más alto de este sendero. Pinar y carrasca, y nuevas zonas de cultivo, dominan el paisaje en esta parte del trayecto. El tercio final del sendero desciende suavemente. Los cultivos, especialmente el olivo y la vid, van ganando protagonismo en detrimento del bosque a medida que nos acercamos al municipio de destino. Una última pendiente de bajada, y una subida final, nos llevan al casco urbano de Lledó, denominado por la bella estampa de la plaza, con la iglesia parroquial de Santiago Apóstol - conserva elementos de su origen gótico - y los porches del Ayuntamiento.
Desnivel
105 m
Distancia total
8 Km
Duración
3 h Ida y vuelta
Dificultad
Media


Cretas, Queretes, plaza, Matarraña, Matarranya
pelleric, Plaza Mayor






escudo, Cretas, Queretes








Iglesia de la Asunción






Cretas, hotel, plaza, Bañolas, Dimoni
Hotel Villa de Cretas, plaza mayor